Registrarse en regimen de incorporacion fiscal

Certificate of registration 4. List of eligible persons 5. Statement of objects, etc. Proposed board of directors 7. List of other elected officers 8. Signature of Directors to rules 9. Arrangement of meeting Statement showing name of application Registration's notice on application Refund by registrar of membership subscription Notification of publication of registration Approval of rejections of rules Change of name of society. Papouasie-Nouvelle-Guinée - Coopératives - Loi.

Co-operative Investments Act Cap. Co-operative Societies Act Cap. Savings and Loan Societies Ordinance No. Paragraph 49 8 provides that upon registration of a cooperative society under this Ordinance, the registration under the Cooperative Societies Ordinance or the Native Economic Development Ordinance is cancelled without the necessity for winding up.

Applied by the Savings and Loan Societies Regulations. Paraguay - Coopératives - Loi. Adoption : PRYR Reglamenta la constitución, reconocimiento, socios, régimen patrimonial, órganos de gobierno, disolución, etc. Asimismo se definen las centrales, federaciones y confederaciones de cooperativas.

El capítulo 10 trata de las medidas de fomento al cooperativismo, del funcionamiento del Instituto Nacional de Cooperativas, etc. Pays-Bas - Coopératives - Loi. Cooperative Act of 13 Feb Adoption : NLDL Philippines - Coopératives - Loi. Cooperative Code of the Philippines, R. This text is the consolidation of R. Defines cooperatives as an autonomous and duly registered association of persons, with a common bond of interest, who have voluntarily joined together to achieve their social, economic, and cultural needs and aspirations by making equitable contributions to the capital required, patronizing their products and services and accepting a fair share of the risks and benefits of the undertaking in accordance with universally accepted cooperative principles.

This law defines the types of cooperatives, regulates their establishment including capital, membership, tax treatment and auditing and also provides for penal provisions in case of violation of the provisions of the Act. Adoption : PHLR These Regulations were issued by the Cooperative Development Authority, pursuant to the provisions of the Cooperative Code of the Philippines.

They provide formats for the annual reports of cooperatives as well as filing dates and penalties for failure to comply Rule 2. Rules 3, implant mammaire venezuela online and 5 relate to the value of shares in cooperatives and the voting rights of shareholders. Rule 6 deals with the method and effects of the merger or consolidation of cooperatives. Rules 7 and 8 relate to the division or liquidation of cooperatives, and Rule 9 to "laboratory cooperatives," i.

Republic Act No. Creates the Cooperative Development Authority with the function of promoting cooperative development and formulating cooperative policies. Cooperative Code of the Philippines R. An Act creating the Cooperative Development Authority to promote the viability and growth of cooperatives as instruments of equity, social justice and economic development, defining its powers, functions and responsibilities, rationalizing government policies and agencies with cooperative functions, supporting cooperative development, transferring the registration and regulation functions of existing government agencies on cooperatives as such and consolidating the same with the authority, appropriating funds therefor, and for other purposes.

Presidential Decree No. Restores to cooperatives certain privileges which had been suspended by Presidential Decree No. Sets forth the powers and privileges of cooperatives, including the possible exemption from the application of the Minimum Wage Law.

Fixes penalties for non-compliance and repeals any provisions inconsistent with this Decree. Philippines - Coopératives - Autres textes circulaire, directive, instruction, etc. Memorandum Circular No. Adoption : PHLM Circular No. The conditions for a proposed cooperative are that there should at least 15 qualified members and a paid-up capital of not less than P1, An operating and viable registered pre-cooperative which has complied with the minimum requirements of full-fledged cooperatives may be converted after verification by the Regional Director through an audit or inspection.

National Grains Industry Development Act, Annex to Presidential Decree No. Adoption : PHLL Creates the National Grains Industry Development Association Calls for the Administration to encourage the organization of farmers and the formation of farmers' cooperatives on irrigated land s. Executive Order No.

The Council shall have the following functions: It shall evolve an integrated cooperative program; determine the organizational and financial requirements of such a program; coordinate the activities of agencies involved in cooperative development; and be responsible for other matters connected therewith or related thereto. Administrative Order No. Regulations governing the organization, operation and administration of nonagricultural cooperatives. Seventeen Chapters, dealing with: the administrator; organization and registration; membership; administration; duties, privileges and responsabilities of cooperatives; capital, property and funds; allocation and distribution of savings; audit, inquiry and inspection; supersession; liquidation and arbitration; surcharge and attachment of property; regulations; offences and penalties; cooperative banks; cooperative wholesale societies; and other miscellaneous matters.

Pologne - Coopératives - Loi. Article 1. Amendment to the Law on Social Cooperatives: everybody rides lake charles inventory to facilitate the establishment of social cooperatives: cooperative can now establish three natural persons instead of fiveat the same time required to include further two - socially excluded, within 12 months, -definition of socially excluded has been extended: unemployed, person seeking employment -provisions regulating conclusion of syndicate between: social cooperatives, and social cooperatives and other entities NGO Article 2.

Amendment to the Act on Vocational and Social Rehabilitation and Employment of Persons with Disabilities: - granting of financial resources to disabled person for undertaking economic activity, -vocational rehabilitation, -granting of financial aid to social cooperatives for the purpose of employing person with disabilities Article 4. Amendment to the Act on promotion of employment and on labour market institutions: - granting of financial resources to disabled person, unemployed or person seeking an employment, for undertaking economic activity -granting of financial aid to social cooperatives for the purpose of employing person with disabilities Articles Transitional, adjusting and final provisions.

Regulation of the Minister of Labour and Social Policy of 23 April concerning the funds allocation for undertaking activities under the social cooperatives scheme Text No. Rozporzadzenie Ministra Pracy i Polityki Spolecznej z dnia 23 kwietnia r. Article 1 sets out the purpose of the Law. It provides that the Law regulates: 1 specific conditions and procedures for granting staroste local authority funds from the Labour Fund to: a unemployed persons; b graduates from the centre of social integration as referred to in art.

Ustawa z dnia 7 maja r. Law on Social Cooperatives Dz. The Act provides, inter alia, that: a persons entitled to establish social cooperatives; b principles of division, merger and liquidation of social cooperatives; c scope of activity of social cooperatives; d internal principles governing functioning of social cooperatives; e liability and rules concerning settlement of received public funding.

It is also provides that any issues concerning social cooperatives not settled under this Act shall be subject to Cooperative Law of 16 September Dz. Act to amend the Co-operative Code and to amend certain other acts Text No. Order [of 19 December ] of the Council of Ministers concerning enterprise loan and co-operative funds and enterprise savings and credit funds Text No. Act on changes in the organisation and activities of the co-operative movement.

Adoption : POLL General provisions Chapter 2. Basic rights and obligations of craftsman Chapter 3. Crafts economic self-government Chapter 4. Transitional and final provisions. Cooperative Law Act. Repeals the Act of 17 Feb. An Act to amend the Act respecting co-operative societies and co-operative unions. Decision No. Adoption : POLR Pologne - Coopératives - Règlement UE.

Resolution of the Council of the Ministers No. Act respecting cooperative societies and cooperative unions. Provisions relating to: cooperative societies and their by-laws; procedure for establishment and registration; rights and obligations of members; bodies of the societies; financial management; inspection; amalgamation; liquidation; and bankruptcy. It also makes special provisions concerning agricultural production, work and housing cooperatives. Repeals the Act of concerning cooperative societies, the Act liposuccion forum québec to establish a Central Cooperative Union; and the State Cooperative Federation Act of Portugal - Coopératives - Loi.

En virtud de los establecido en la Constitución en lo atienente al sector cooperativo y social, establece las bases generales del régimen jurídico de la economía social, así como las medidas de incentivo a su actividad en función de los principios y de los fines que le son propios. Define a la economiía social como al conjunto de actividades económico-sociales, libremente llevadas a cabo por entidades tales como cooperativas, asociaciones mutualistas, fundaciones, otras instituciones particulares de solidaridad social, entre otras.

Adoption : PRTL Adoption : PRTR Desarrolla disposiciones del Código Cooperativo y se aplica a las cooperativas que sin fines de lucro desarrollen actividades en los siguientes campos: promoción del acceso a la educación, formación e integración profesional de grupos socialmente desfavorecidos, apoyo a grupos vulnerables, con incapacidades o enfermedades, y a ciudadanos portugueses residentes en el extranjero durante su permanencia y posteriormente a su regreso.

Se enuncian los principios cooperativos y se regula la constitución, capital, órganos, disolución, etc. Asimismo se dictan normas sobre uniones, federaciones y confederaciones.

Portugal - Coopératives - Autres textes circulaire, directive, instruction, etc. Adoption : PRTM English Français Español. Trier par Ascending Date of adoption Date of entry force Date of publication Country Subject Descending Date of adoption Date of entry force Date of publication Country Subject résultats 50 par page par page par page.

Libye - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Arrêté du Conseil des ministres portant promulgation du règlement d'application de la loi no 46 de concernant les coopératives agricoles. Adoption : LBYL Loi divisée en neuf parties, portant notamment sur les activités des associations coopératives agricoles, leurs organes constitutifs, leur organisation financière, les exonérations et prérogatives, la commission de contrôle, le contrôle de l'Etat, la dissolution, et les sanctions.

Libye - Coopératives - Loi Loi No. Adoption : LBYL Outre ses fonctions en matière d'administration et de développement des terres appartenant à l'Etat, l'Organisme est aussi chargé de contrôler, soutenir et guider les coopératives agricoles créées par les agriculteurs auxquels il a distribué des terres. Lituanie - Coopératives - Loi Law No. Adoption : Date d'entrée en vigueur: MKDL Provides for organization and activities of local self-managed units, financing procedure, and control of legality of their activity.

Madagascar - Coopératives - Loi Loi no du 4 septembre portant réglementation des activités et organisation des institutions financières mutualistes. Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 7 août fixant les modalités d'application du régime fiscal des coopératives socialistes. Adoption : MDGR Décret établissant une liste d'exonérations au bénéfice des coopératives de production, de ravitaillement, de service et de transport.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Ordonnance no du 13 janvier abrogeant et remplaçant l'article 27 de l'ordonnance no du 29 juin portant Charte des coopératives socialistes de ravitaillement. Adoption : MDGR Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 13 décembre portant application de l'ordonnance no du 29 juin portant Charte des coopératives socialistes de production et complétant le décret no du 29 juin Adoption : MDGR Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 28 juillet portant institution des coopératives socialistes de production agricole de type III et approbation du statut type de ces coopératives.

Adoption : MDGR Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 29 juin portant approbation des statuts types des procédures d'agrément des coopératives socialistes de productions agricoles et artisanales. Adoption : MDGL Ordonnance fixant le régime des coopératives de ravitaillement. Madagascar - Coopératives - Loi Ordonnance no du 29 juin portant Charte du Mouvement coopératif socialiste.

Adoption : MDGL La Charte édicte les principes et objectifs généraux du mouvement coopératif malgache, de même que les caractéristiques des différentes catégories de coopératives production agricole et artisanale, ravitaillement, service. Madagascar - Coopératives - Loi Ordonnance no du 29 juin portant Charte des Coopératives socialistes de production. Adoption : MDGL La Charte édicte les principes de base et les objectifs des coopératives de production, les droits et devoirs de leurs membres et leur structure administrative.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 26 janvier portant création et organisation du Centre pour le Développement des Entreprises coopératives et similaires. Adoption : MDGR Le Centre a pour mission: d'assurer l'éducation coopérative et le perfectionnement technique du personnel chargé de l'encadrement et de la gestion des coopératives, d'apporter assistance technique aux coopératives ainsi qu'aux sociétés pré- et para-coopératives. Madagascar - Coopératives - Loi Décret no du 5 mars portant application de l'ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération modifiée par la loi no du 11 juillet Adoption : MDGR Abroge notamment le décret no du 18 mai modifié par le décret no du 13 mars ainsi que le décret no du 6 janvier Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 5 mars réglementant l'agrément des coopératives.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 19 août portant création de l'Office national des Coopératives. Adoption : MDGR L'ONACOOP a pour objet d'effectuer les opérations suivantes: approvisionner les coopératives de consommation; ouvrir des points de vente au détail qui lui sont propres; exporter les produits miniers, industriels et artisanaux.

Madagascar - Coopératives - Loi Intervention laser visage no du 11 juillet modifiant l'ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération à Madagascar. Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no 67 portant application de l'Ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération à Madagascar, modifiée par la loi no du 11 juillet Adoption : MDGR Constituant une refonte du système malgache de coopération, ce décret prévoit, entre autres, les activités que peuvent exercer les coopératives production agricole; production artisanale, industrielle, minière; approvisionnement; service; consommation; crédit et épargneleurs exemptions fiscales, les conditions de sociétariat, les modalités d'administration et de liquidation, l'assistance technique, et le contrôle adminsitratif.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Arrêté fixant les modalités d'application relatives aux dispositions particulières à prendre par les coopératives recevant l'aide de l'Etat, d'un établissement public ou d'une collectivité locale.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret du 6 janvier définissant les conditions dans lesquelles l'Etat, les collectivités publiques et les établissements publics sont susceptibles d'apporter leur aide aux coopératives. Adoption : MDGR Madagascar - Coopératives - Loi Loi no du 29 juin portant modification des dispositions du titre II de l'Ordonnance no du 19 septembre réglementant l'acquisition des fonds ruraux par des coopératives de tenanciers agricoles.

Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 15 mars modifiant et complétant certains décrets réglementant la coopération. Madagascar - Coopératives - Loi Ordonnance no du 1er octobre modifiant l'ordonnance no accordant des avantages fiscaux à des organismes coopératifs.

Madagascar - Coopératives - Loi Ordonnance no du 29 septembre modifiant et complétant l'ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération. Adoption : MDGL Complète l'ordonnance de en prévoyant un ensemble de dispositions destinées à protéger les coopératives contre les agissements de leurs sociétaire, notamment le non-remboursement des dettes. Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 18 mai portant application de l'Ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération à Madagascar.

Adoption : MDGR Réglemente les questions relatives au capital-social et au sociétariat, à la structure administrative des coopératives, à leur liquidation, au contrôle administratif et financier, et à d'autres questions semblables. Madagascar - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 17 mars portant création du Commissariat général à la Coopération auprès du Président de la République.

Adoption : MDGR Le Commissariat est chargé de tous les problèmes relatifs à la promotion et au développement du mouvement coopératif ainsi que de l'assistance à lui apporter. Madagascar - Coopératives - Loi Ordonnance no du 3 octobre réglementant la coopération à Madagascar. Adoption : Date d'entrée en vigueur: MYSR Make provisions for: formation of area farmers' organization, state farmers' organization and national farmers' organization; membership; elections of representatives and directors; finance; dissolution; and other miscellaneous matters.

Adoption : MYSL Amends the principal Act by extending its application to the fishermen's cooperative society. Adoption : MYSR Provides for the constitution of every Area, State and Federal Farmers' Association; responsibilities and duties of members; matters relating to suspension of associations; and matters relating to the dissolution of associations, including the appointment of a liquidator.

Adoption : MYSL The Majlis is the corporate body which, under the responsability of the Minister of National and Rural Development, shall promote and stimulate the economic and social development, and particularly the development of commercial and industrial enterprises.

Mali - Coopératives - Accord international Acte uniforme du 15 décembre relatif au Droit des sociétés coopératives, adopté à Lomé. Adoption : MLIL Contient des dispositions sur les caractéristiques des sociétés coopératives, leur constitution et leur enregistrement, les modalités d'adhésion et de retrait, les droits et obligations des membres, les sanctions, la gestion et le contrôle, les unions, fédérations et confédérations de sociétés coopératives, leur fusion, scission, dissolution et liquidation.

Adoption : MLIR Mali - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 21 avril fixant l'organisation et les modalités de fonctionnement de la Direction nationale de l'Action coopérative et du Développement régional et local. Adoption : MLIR La Direction est divisée en quatre divisions: structure et tutelle administrative, formation et animation, contrôle de gestion des organismes coopératifs, budgets et programmes de développement.

Mali - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Ordonnance no du 19 avril portant création de la Direction nationale de l'Action coopérative et du Développement régional et local. Adoption : MLIR La Direction est chargée: d'élaborer la politique nationale en matière d'action coopérative et de promotion des initiatives de base; de coordonner l'action des autorités administratives et autres partenaires dans la mise en oeuvre de cette politique nationale; de préparer les projets de programme et de plan d'action; et de veiller à la mise en oeuvre des décisions et des programmes.

Adoption : MLIR La Direction régionale comprend quatre divisions: assistance aux organismes coopératifs, animation et formation coopérative, contrôle et analyse de gestion, coordination administrative.

Adoption : MLIR Réglemente la constitution des coopératives ainsi que les modalités d'adhésion des sociétaires. Adoption : MLIL Détermine les différents organismes coopératifs et énonce les principes auxquels ils se conforment.

Adoption : MLIR Détermine la mission de la Direction Nationale de l'Action Coopérative qui consiste notamment à diffuser les principes et méthodes de la coopération, à élaborer des projets et programmes de développement coopératifs, et à promouvoir l'éducation coopérative et la formation professionnelle de l'encadrement, des administrateurs, des contrôleurs ou des gestionnaires des organismes coopératifs.

Adoption : MLIR Crée dans chaque région une commission technique ad-hoc chargée de coordonner les activités des différents intervenants dans le Développement Rural en vue d'organiser et d'harmoniser la mise en oeuvre des Tons villageois.

Adoption : MLIR L'organe de direction de l'Organisation populaire désigne aux conseils d'administration des coopératives de consommation: deux représentantes de l'Union nationale des Femmes du Mali, deux représentants de l'Organisation nationale des Jeunes, deux représentants de l'Union nationale des Travailleurs du Mali.

Maroc - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Décret no du 22 septembre pris pour l'application de la loi no fixant le statut général des coopératives et les missions de l'Office du développement de la coopération. Adoption : MARR Concerne notamment la déclaration de création de la coopérative, la convocation à l'assemblée générale constitutive, la demande d'agrément, le comité permanent consultatif, les convocations aux réunions des assemblées générales et des conseils d'administration et la désignation d'un commissaire aux comptes.

Maroc - Coopératives - Loi Dahir no du 5 octobre portant promulgation de la loi no fixant le statut général des coopératives et les missions de l'Office du développement de la coopération. Maroc - Coopératives - Loi Dahir portant loi no du 16 février relatif à la dissolution et à la liquidation des sociétés de Crédit agricole et de Prévoyance SoCAP.

Adoption : MARL Prévoit, par dérogation à la loi relative à l'organisation du crédit agricole, que la dissolution des SoCAP sera prononcée par arrêté conjoint des ministres des finances et de l'agriculture.

Maroc - Coopératives - Loi Dahir portant loi no du 29 décembre relatif à l'attribution à des agriculteurs de terres agricoles ou à vocation agricole faisant partie du domaine privé de l'État.

Adoption : MARL En son titre III Obligations des attributaires et contrôle de leur exécutionil est fait obligation à l'attributaire d'un lot individuel d'adhérer à la coopérative constituée entre les attributaires, sous peine de sanctions. Adoption : MARL Fixe, notamment, l'objet des coopératives visées, leur mode de constitution, les obligations de leurs membres, leur mode de comptabilité et les exonérations auxquelles elles ont droit.

Adoption : MUSL Provides for the creation of a Mauritius Co-operative Institute with the function of developing the co-operative movement by providing consultancy services and conducting examinations and awarding certificates and diplomas. Maurice - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Ordinance to amend and consolidate the Act relating to the control of the sale and purchase of canes No.

Adoption : Date d'entrée en vigueur: MUSR Any planters' cooperative credit society wishing to sell canes to the miller, shall enter into a contract in the appropriate form set out in Schedule II of this Ordinance.

Mauritanie - Coopératives - Loi Loi no du 25 janvier modifiant la loi no du 18 juillet relative aux coopératives de pêche artisanale et aux coopératives de crédit et d'épargne à la pêche artisanale. Adoption : MRTL Les mesures prises par la loi no du 21 janvier portant modification de certaines dispositions de la loi no du 18 juillet portant statut de la coopération sont rendues applicables aux coopératives susvisées.

Mauritanie - Coopératives - Loi Loi no du 21 janvier portant modification de certaines dispositions de la loi no du 18 juillet portant statut de la coopération. Adoption : MRTL Modifications notamment relatives aux obligations des emprunteurs, sociétaires, pour pouvoir bénéficier du concours des coopératives agricoles de crédit et d'épargne.

Adoption : Date d'entrée en vigueur: MEXL Tiene por objeto regular la organización y funcionamiento de las sociedades cooperativas. Mexique - Coopératives - Loi Ley general de sociedades cooperativas y su Reglamento. Adoption : Date d'entrée en vigueur: MNGM Adopts Rules for Selection of Leading Cooperative which establish the selection procedure, conditions and requirements to be met by cooperatives for the eligibility for the title of Leading Cooperative.

Zakon o kooperativima - Adoption : Date d'entrée en vigueur: MGOL Determines procedure for establishment, obtaining and end of status of member, and management. Adoption : Date d'entrée en vigueur: NICR Modifica los artículos 89,, y Nicaragua - Coopératives - Règlement, Décret, Arrêté, Ordonnance Resolución Ministerial sobre Procedimiento para normar la capacitación a las cooperativas.

Adoption : NICR Dispone que la capacitación cooperativa, como parte de la promoción del sector cooperativo, es responsabilidad del Estado a través de la Dirección General de Cooperativas del Ministerio del Trabajo. Adoption : NICL Tiene por objeto dotar a las cooperativas del sector agropecuario y agroindustrial de un marco jurídico para su organización y funcionamiento. Adoption : NICL Programa de coordinación y concertación entre el Estado y los campesinos para el fomento de la producción y el desarrollo económico, social y organizativo de este sector y de la economía en su conjunto.

Nicaragua - Coopératives - Loi Decreto ley de cooperativas agropecuarias. Le tribunal retient leur culpabilité. Greenpeace et ses deux chargés de campagne se pourvoient en cassation sur deux moyens dont le premier nous intéressera plus particulièrement 3. Néanmoins cette qualification ne pouvait manifestement pas être retenue. Les fondements de la compétence des juridictions et des lois pénales françaises. La première difficulté est donc liée au lieu de survenance du dommage. La loi pénale française est applicable aux infractions commises sur le territoire de la république, y compris celles commises au sein de son espace maritime, qui lui est lié La compétence des juridictions françaises peut se fonder sur une compétence personnelle en matière de crime ou de délit commis par un français ou par un étranger, hors du territoire de la République la victime est de nationalité française perdre du poids avec psyllium Malgré la formulation ambigüe, cet article permet de retenir la compétence législative pénale française pour les infractions visant des navires battant pavillon français.

Il pêchait de plus des requins, espèce dont la prise est interdite dans la zone. Il a interjeté appel de cette décision au motif que les eaux dans lesquelles il était en action de pêche ne relevaient pas de la ZEE calédonienne, mais des eaux vanuataises.

Encadrée en rouge la ZEE revendiquée par le Vanuatu. Cette zone appartient intégralement à la Nouvelle-Calédonie. Cette fameuse zone grise laissait entendre que les espaces marins autour des îles de la Loyauté ne sont plus sous souveraineté française. Fue casi imposible establecer con claridad las. A ellos se iría sumando paulatinamente la población esclava.

Juntos, "pero no revueltos", estos sectores conformaron la población urbana colonial. En las zonas rurales, el corregidor, el cura de parroquia y algunos españoles se disputaron el control de la mano de obra indígena —concentrada en las comunidades— a partir de las potestades recibidas del rey de España.

En este proceso, las autoridades tradicionales los "curacas" fueron funcionales al poder colonial. A cambio del cumplimiento de determinadas obligaciones tributo, mita, evangelizaciónestos "señores de la tierra" mantuvieron el control de los recursos agrarios y ganaderos.

Concede beneficios o prebendas, como una remuneración por servicios recibidos; las rentas que se derivan de los beneficios son un atributo del oficio, no del receptor como persona. Teóricamente, los indígenas eran vasallos del rey de España, no de los corregidores, los curas de parroquia, los hacendados o los mineros. La "protección" se legi.

Funcionarios coloniales y españoles afincados en América debían actuar como intermediarios en esta lógica. Sin embargo, terminaron siendo auténticos "señores". Mita, yanaconaje, pongaje, diezmos y tributos transformaron en siervos a los integrantes de las poblaciones americanas originarias. Estas relaciones se condensaron en una institución económica y social —cuando no también política— que sobreviviría al régimen colonial: la hacienda.

Abreviando la historia, puede afirmarse que las sociedades que transitaron a la independencia formal al inicio del siglo XIX eran híbridos de patrimonialismo, feudalismo colonial y comunitarismos de diversas intensidades.

No es que no existiesen derechos, al menos formalmente, sino que estos se repartían desigualmente a lo largo del entramado social. Sin embargo algunas instituciones coloniales, los cabildos y las comunidades reconocían formas limitadas de participación política. A las fracturas y exclusiones étnicas se sumaba la generalizada marginación de las mujeres en todos y cada uno de los estamentos del sistema colonial.

Es en este marco que aparecen las primeras formulaciones de derechos. Parafraseando la definición de un viejo diccionario, podría decirse que se entiende como derecho "aquello que es debido a alguien por ser tal". Estamos bastante lejos de la moderna noción abstracta y universalista. El orden colonial no pudo dar continuidad a la ecuación legitimadora de los estados despóticos, a pesar de que su matriz teológica y filosófica apuntaba en esa dirección.

La autoridad se fragmentó, la provisión de bienes se adelgazó y se hizo intermitente. Es por ello que tuvo que recurrir a otra lógica para atender a lo social: la beneficencia en manos de la Iglesia. Luego, cuando en el siglo XIX la beneficencia cambió de manos, al perder poder la Iglesia y aparecer una incipiente sociedad civil de notables, la lógica seguiría siendo la misma.

Al estancamiento económico y el fracaso de las reformas borbónicas se sumó el impacto de las guerras napoleónicas en Europa. Las reformas allí aprobadas sustentaban una monarquía constitucional garante de derechos iguales para los españoles incluyendo a los americanos y mejoras para los indígenas. Hidalgo y Morelos, ambos curas liberales que intentaron vincular la lucha independentista con el tema de la tierra, fueron capturados y ejecutados por los criollos que sólo optaron por la independencia cuando la monarquía española se vio obligada a aceptar reformas liberales.

Mario Vargas Llosa, para su obra La guerra del fin del mundo. Aceptar y plasmar el liberalismo en instituciones hubiese sido suicida para elites cuya base de existencia y de legitimidad era un tramado de relaciones tradicionales, cuasifeudales. Se limitaron a utilizar el discurso liberal para incrementar su poder, provocando así, de manera paradójica, respuestas tradicionalistas, antiliberales, en los grupos subalternos. Esta respuesta no tuvo nada de irracional: deriva de una valoración bastante acertada acerca de las consecuencias que traería la disolución de los lazos tradicionales, con el telón de fondo de sociedades carentes de fuerzas económicas y políticas realmente modernizadoras.

Por el contrario, lo que sucedió fue que el poder arbitral se fragmentó y pasó a residir en manos de aristócratas, señores locales, burócratas y una nueva figura heredada de las guerras de independencia: los caudillos militares. Frecuentemente se menciona la escéptica previsión de Bolívar acerca de que el poder caería en manos de "tiranuelos de todas las razas y de todos los colores". Otros, sin embargo, han tratado de descubrir un signo progresivo, de movilidad social, en este proceso.

No obstante, al igual que el régimen colonial, el régimen republicano tuvo que dotarse de una "representación" de sí mismo que lo legitimara, aun cuando no botox savings card faq correspondiese con sus usos y costumbres.

Ahora volvían a apoderarse de la situación. La retórica liberal, utilizada indistintamente por caudillos civiles y militares, sirvió para acrecentar y legitimar viejas formas de dominación.

Desde México hasta el sur de los Andes, el siglo XIX fue testigo de un incesante despojo de tierras y protecciones consuetudinarias, llevado a cabo contra las comunidades campesinas. Curiosamente, los reclamos contra el despojo republicano se harían apelando a títulos coloniales. Los ciclos intermitentes de reclamos y rebeliones han comenzado a ser estudiados. La ausencia de testimonios directos nos priva de una imagen clara de las percepciones de sí mismos de que disponían quienes tuvieron a su cargo esta compleja praxis.

Archives de catégorie : Pêche / Fisheries

Viajeros, novelistas, periodistas empezaron a hablar por los "humillados y ofendidos". Propusieron como vía de transformación la masificación de la educación. Entre los liberales tuvo mas éxito una visión evolutiva, que mantenía las fronteras de la desigualdad como un mal menor, hasta tanto no se hubiesen creado las condiciones materiales y culturales para permitir el acceso a la igualdad para los excluidos.

Para quienes usufructuaban el poder patrimonial, los derechos eran las garantías de los privilegios definidos a partir del estatus. Los aristócratas conservadores no tenían reparos en explicitar una visión de la sociedad y del Estado basada en la aceptación explícita de la desigualdad entre los seres humanos.

La idea de derechos ciudadanos, a pesar del universalismo implícito en esta concepción, paradójicamente era también minoritaria, en la medida en que la ciudadanía estaba demarcada por criterios de propiedad o renta.

Del segundo, La ciudad sumergida. Aristocracia y plebe. LimaLima, Ed. Horizonte,2a. No hace al caso resumir aquí la historia de cofradías, fraternidades, mutuales y cooperativas, que culminaría con el sindicalismo que apareció en diversas partes del continente entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. En particular son notorias las demandas de reconocimiento de títulos comunales de origen colonial, al verse confrontados con procesos de despojo, no sólo en el siglo XIX sino también hasta la primera mitad del siglo XX.

No se puede negar que el liberalismo político impulsó también algunos procesos democratizadores entre sectores subalternos, particularmente en el seno de la "plebe urbana". Casi todas las sociedades son mayoritariamente mestizas y urbanas. En los países de la región rige el voto universal y se celebran elecciones con cierta regularidad.

En particular, el reconocimiento y ejercicio de derechos por parte de las mujeres ha crecido de manera impresionante. Sin embargo la pobreza sigue siendo mayoritaria.

Registrarse en regimen de incorporacion fiscal

A la vez, se han desarrollado diversos procesos de movilidad social, incluyendo la migración fuera del subcontinente. Los avatares y paradojas de la democracia en el continente han llevado a refinar el pensamiento en torno a ésta. La primera y fundamental causa de esto fue el desarrollo de diversos movimientos por la igualdad real.

Resulta llamativo comprobar que el discurso y las políticas liberales que erosionaron la visión providencialista de la sociedad y del poder, sin intentar. En esto jugaron un papel muy importante las clases medias urbanas, que vivieron la frustración de una ciudadanía formal en estados patrimoniales. En términos éticos, la noción de "justicia social" fue una poderosa herramienta de cuestionamiento y aliento a las reivindicaciones, así como terreno de disputa entre diversas perspectivas.

Desde una mirada organicista de la sociedad, propia del catolicismo tradicional, la justicia social se entendía como el reforzamiento de relaciones estamentales y de derechos limitados.

En diversos proyectos políticos del continente comenzó a dibujarse una relación fuerte entre justicia social y derechos. Estos fueron planteados como un correctivo frente a la injusticia, en la medida en que establecerían barreras infranqueables que toda actividad humana económica, social o política debería respetar.

Por ejemplo, las modalidades que promovieron los llamados "caudillos populistas" valiéndose de procesos de redistribución, ejerciendo un rol arbitral, e incluso autoritario, por encima de las relaciones sociales existentes. O la forma de justicia social que se expresó al interior de movimientos revolucionarios que resultaron de la aceleración de los procesos económicos y políticos en el mundo en las primeras décadas del siglo XX.

En la mayor parte de los discursos revolucionarios latinoamericanos, a la justicia social se llega por medio de un proceso político que violenta el llamado "estado de derecho". La mayoría de las vanguardias latinoamericanas se adscribieron. Sin haber llegado nunca a fructificar en el continente, el individualismo y la ciudadanía, en su versión liberal, fueron declarados caducos por socialistas, nacionalistas y populistas revolucionarios.

En otros, se han desarrollado parcialmente procesos de redistribución. Otros movimientos de reivindicación de derechos tuvieron como protagonistas a los trabajadores, incipientemente "proletarizados" en el marco de la expansión de actividades extractivas mediados del siglo XIX y procesos de industrialización limitada finales del siglo XIX e iniciación del XX. También aquí el abanico de demandas y movimientos fue muy amplio.

Las definiciones se aceleraron en la medida en que los movimientos laborales latinoamericanos recibieron el impacto de sus similares europeos. La jornada de ocho horas, el derecho a la sindicalización, la protección frente a los despidos arbitrarios, etc. Los movimientos laborales serían los primeros en lograr reconocimiento jurídico para sus derechos; legislaciones protectoras del trabajo pueden registrarse desde muy temprano en el siglo XXindependientemente del signo político de los gobiernos instalados en uno u otro país.

Probablemente, el temor a revoluciones sociales, así como el hecho de que los trabajadores urbanos tenían un peso político del que carecían los indígenas, facilitó este proceso. Este dato marca una diferencia de la historia de la ciudadanía y los derechos en nuestro continente en relación con el modelo. A lo largo del siglo, las reivindicaciones se ampliaron.

Ya se mencionó que sus primeros indicios se relacionan con el discurso de los liberales progresistas, los "amigos de los indios", que veían, en el analfabetismo y la ignorancia, las claves de la dominación tradicional.

No por casualidad así fue percibido por los poderes locales, que pusieron tenaz resistencia a la expansión de la escuela, sobre todo si ésta era laica. Ha acompañado este proceso una cierta tradición constitucional que expresó un pacto político redistributivo y desarrollista, hoy satanizado como "populismo". Un hito en esta historia fue la famosa Constitución recettes biscuits regime de Querétaroprimera en el mundo en reconocer derechos sociales junto con los derechos políticos.

La Revolución mexicana, iniciada como un movimiento por el sufragio, devino en un movimiento revolucionario por la tierra. Pareciera que los derechos sociales requieren estados fuertes, capaces de redistribuir de manera compulsiva.

Y estos estados no pueden ser sino autoritarios.

Build a natural hair regimen

Ya se mencionó el caso del caudillismo, que en el siglo XX pasó a ser "populismo". Otro ejemplo es el de la recurrencia de discursos milenaristas e indigenistas. Cuando se inaugura el siglo XXlo encontramos vivo en los discursos y programas de los indigenistas peruanos; a mediados de siglo, Octavio Paz develó, en la base del Estado autoritario mexicano, algo similar.

La dominación colonial se basaba en un discurso de "naturalización" de la desigualdad. Toca aquí afirmar que este discurso ha llegado casi intacto, en diversos sectores de la sociedad latinoamericana, hasta el presente. Se han modificado parcialmente algunos conceptos, pero la lógica sigue siendo la misma.

En la nueva versión, la elite se compone por los tecnócratas que saben y cuya misión es prevenir que estados y economías caigan en manos de irresponsables populistas, aun cuando esto implique recortar los derechos de las mayorías. Para entender el presente y el porvenir de todos los derechos humanos —incluyendo los derechos económicos, sociales y culturales— en América Latina, es necesario dejar de lado algunas visiones estereotipadas de nuestras sociedades.

Por un lado, la que sugiere que debido al peso de tradiciones corporativas o comunitaristas es casi imposible pretender desarrollar una cultura de derechos. Ni una cosa ni la otra. América Latina es un continente heterogéneo, en el que los caminos de la modernidad ética y política se han desarrollado asumiendo y redefiniendo diversas tradiciones culturales, originarias unas, importadas otras, sin que estos procesos hayan culminado satisfactoriamente.

La precariedad de las instituciones y sobre todo la precariedad de una cultura de derechos tiene que ver con la precariedad de los procesos de modernización. El débil sentido de pertenencia a comunidades nacionales en las que al menos la igualdad formal tenga vigencia va de la mano con la débil e inestable articulación a sistemas productivos y mercados modernos. Sin embargo, no siempre ha sido así. En algunos momentos del siglo XXla mayoría de sociedades latinoamericanas vivieron procesos de integración y modernización promovidos desde proyectos políticos y culturales que compartían valores nacionalistas y de justicia social.

Por diversas razones la mayoría de peeling visage pour taches brunes wc procesos quedaron truncos o fueron violentamente revertidos. Se fracturan las identidades y solidaridades relativamente modernas que se habían expandido en la segunda mitad del siglo XX nación, clase, ciudadanía, etc. Pero nadie puede predecir hasta dónde podríamos llegar si la actual inestabilidad se mantiene en la década venidera.

En territorios que se disputan narcotraficantes y grupos armados irregulares, así como en zonas periféricas de ciudades superpobladas se siente que regresamos a la sombría descripción hobbesiana del "estado de naturaleza". La paradoja se disipa si se recuerda que desde el siglo XVI en adelante, sucesivos procesos de "modernización" exógena han estado acompañados de destrucción, sin reemplazo de estructuras e identidades tradicionales.

Si bien a los neoliberales les gusta presentarse como técnicos apolíticos y amorales, la verdad es que su proyecto comporta una auténtica revolución en términos de relaciones de poder y de sistemas de derechos vigentes en una sociedad. La simplificación de las relaciones sociales a transacciones de compra y venta en el mercado trae aparejada la disolución del tejido social y su reemplazo por una lógica exacerbada de competencia.

Supone, en primer lugar, una "privatización" de los derechos humanos. Es decir, una reducción de los mismos a ser meras protecciones de la privacidad de los individuos frente a injerencias externas visión negativa de los derechosdejando las dimensiones sociales de la vida de los individuos libradas a los resultados económicos que los mismos obtengan en los mecanismos de mercado.

En segundo lugar, postula una priorización del derecho de propiedad sobre cualquier otro derecho y la reducción de la vida social a un conjunto de contratos privados de compraventa que derivan del derecho de propiedad.

Como han señalado diversos analistas, los niveles de cohesión y sofisticación de quienes iniciaron y hasta el momento mantienen una "guerra santa" contra Occidente, sólo pueden comprenderse adecuadamente en el marco de los procesos de modernización frustrada y exclusión que afectan a diversas regiones del.

Por otro lado, la respuesta imperial no deja de ser tributaria de la misma lógica: apunta a aniquilar peligros reales e imaginarios, a los que considera esencialmente reñidos con los valores "occidentales". La transacción entre el liberalismo y la socialdemocracia, entre economía de mercado y estado de bienestarentre libertades individuales y cohesión social se ha roto.

Si bien no podemos anticipar los resultados, sí podemos prever cursos de acción. En décadas pasadas, América Latina vio sucederse numerosos movimientos de justicia social incipientemente clasistas unos, nacionalistas y pluriclasistas otrosque intentaron caminos de modernidad priorizando la igualdad.

Estos, sin embargo, muchas veces eran ajenos a incorporar una perspectiva de derechos en su programa y en su quehacer. Sin duda éste fue un aspecto vulnerable de los mismos.

El neoliberalismo ganó legitimidad justamente reivindicando la prioridad de las libertades individuales y los derechos que las protegen frente al opresivo peso del Estado. Pero lo cierto es que contribuyen a profundizar la fragmentación y las exclusiones. Entre tanto, los derechos integrales siguen siendo una cuestión pendiente para las mayorías latinoamericanas. De manera subyacente o explícita también se converge en la crítica a los efectos de las medidas de ajuste estructural, las políticas económicas neoliberales y la firma de tratados de libre comercio de manera poco transparente y poco beneficiosa para las poblaciones.

En este accionar conjunto, quienes formamos parte del movimiento de mujeres pudimos comprobar que existen dos campos, dentro del corpus de los derechos humanos, que presentan graves y permanentes dificultades para ser implementados: el de los derechos humanos de las mujeres y el de los DESC. La distribución equitativa del trabajo impago en la esfera doméstica es un requisito indispensable para el ejercicio en igualdad de otros derechos, como el derecho al empleo o al esparcimiento. Cambiar esto no es una opción, es un mandato de los instrumentos de derechos humanos.

Dos tercios del trabajo impago en el mundo es realizado por mujeres; 2 por tanto, lo que pasa en los hogares puede tener impacto en la economía mundial. Otro ejemplo de lo enriquecedora que puede ser esta posibilidad de interconexión lo da el cruce entre violencia doméstica, ingresos económicos y Producto Interno Bruto PIB.

Una mujer que sufre violencia doméstica en general gana menos que aquella que no es víctima de esa violencia; la violencia doméstica compromete A pesar de los índices mencionados, la "conspiración de silencio" que rodea a esa violencia impide que datos cuantitativos y cualitativos puedan revelar mejor la magnitud de ese fenómeno.

Considerado una especie de territorio fuera del alcance de la ley, la familia, muchas veces, se constituye en espacio de arbitrio y violencia, debido, entre otros factores, a la complicidad e indiferencia social en relación con lo que ocurre en el universo privado del lar, encontrando.

Eso supone, asimismo, transformaciones profundas, tanto en el intercambio entre los Estados, en las estructuras económicas y políticas de los países, en el reparto comunal y familiar de bienes y servicios y, también, en la percepción individual de la democracia y la ciudadanía.

No es casual que los representantes de los estados eviten la creación de mecanismos que podrían asegurar la justiciabilidad de estos derechos.

El problema se agrava si pretendemos hablar de los DESC de las mujeres, o sea, de la mitad de la población del mundo. Las personas que pertenecemos al movimiento de mujeres hemos encontrado resistencias para el reconocimiento de nuestros derechos en cuanto tales, no sólo en la interlocución con los representantes de nuestros gobiernos a todos los niveles: municipal, provincial, nacional, sino también en las estructuras internacionales de ambos.

En el caso de la comunidad de derechos humanos, de la que numerosas organizaciones de mujeres nos sentimos parte, la falta de reconocimiento respecto a muchas de nuestras preocupaciones o la minimización de nuestros reclamos resulta preocupante, porque las organizaciones de mujeres nunca dudan a la hora de sumarse a las acciones de denuncia y solidaridad que propone el movimiento de derechos humanos.

Nos referimos a cuestiones como la violencia doméstica, la criminalización del aborto, el acoso sexual en el empleo o la feminización de la pobreza, entre muchas otras. Multitudinarias marchas contra la guerra y a favor de la paz en todos los países de la región durante los años y mostraron en las calles a mujeres del movimiento y a activistas de derechos humanos.

Pero, aunque levantemos la misma bandera en las marchas, reclamando por paz, democracia, justicia económica, los contenidos que damos a estas palabras desde ambos movimientos son distintos.

Desde hace muchos años, cuando las mujeres pedimos paz incluimos el derecho a vivir una vida sin violencia y esto no se refiere sólo a la que se deriva de los conflictos armados, sino a la violencia de género que se sufre en el trabajo, la casa y la calle.

A la vez, los contenidos de las palabras democracia y ciudadanía son también diferentes. Cuando las feministas levantaron el lema de "Democracia en el país y en la casa" 5 estaban extendiendo el concepto de igualdad al espacio privado. Las relaciones igualitarias en el hogar son consideradas fundadoras de una nueva ciudadanía.

Pero no todas son rosas dentro del movimiento de mujeres. Uno de ellos es que no todas las organizaciones de mujeres ven como adecuado el marco de los derechos humanos para la defensa de derechos de las mujeres. Eso incluye los derechos humanos, sus instrumentos y mecanismos. Un ejemplo son las críticas a aquellas organizaciones masculinas que en el D. Esas críticas pueden. El hecho es que afloran desconfianzas y malestares, no expresados ni elaborados, cuando ese u otro tema es manejado por varones, que deberían ser abordados y discutidos, si no queremos contradecirnos con nuestro deseo de no cargar solas con el peso de la discriminación y la necesidad de su erradicación.

Dentro de cada uno de ellos confluyen corrientes marcadas por orígenes, pertenencias y formaciones políticas diferentes. Años de dictadura, la endemia de los conflictos armados y las dificultades para erradicar los remanentes autoritarios enquistados en las instituciones de seguridad explican esta situación.

Sin embargo, luego de haber compartido, desde las conferencias preparatorias de Viena diciembre de hasta la fecha, numerosos encuentros internacionales de derechos humanos, tanto en el sistema regional como el mundial, podría decir que lo observado en la arena local tiene muchas similitudes con lo que sucede en la arena internacional.

Esta deslegitimación se extiende a las organizaciones de mujeres que los defienden, ya que no son reconocidas como integrantes de la comunidad de derechos humanos, aunque utilicen para la defensa todos los instrumentos y mecanismos de ésta. En febrero de asumieron sus cargos, recientemente creados, el secretario y subsecretario de derechos humanos de la Provincia de Santa Fe, Argentina.

A poco de su toma de posesión, invitaron a representantes de los grupos de derechos humanos para que les hicieran un mapa de las organizaciones defensoras de los mismos. Todos estos grupos se nuclean principalmente para la defensa de los derechos civiles y políticos y por la recuperación de la memoria.

En el primer caso, con mucha frecuencia hemos observado reticencias para estrechar alianzas por parte de los organismos tradicionales de derechos humanos, en el sentido de aunar fuerzas para reivindicar derechos que tengan relación directa con los derechos sexuales y con los derechos reproductivos. Un ejemplo de esto lo vivimos en Colombia, donde desde hace varios años integrantes del CLADEM vienen dando el debate por incorporar los derechos sexuales y reproductivos a una gran coalición que trabaja por la paz.

Las mismas reticencias se observan en lo relacionado con la esfera doméstica y las distintas categorías de trabajos que se desarrollan en su interior, así como el valor de ese trabajo y su repercusión en la economía nacional. Los teóricos a nivel internacional y nacional no sólo han ignorado durante muchos años las violaciones relacionadas con los derechos civiles que tienen lugar dentro del hogar: libertad de opinión, integridad física, psíquica y sexual, derecho a no recibir tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

También han invisibilizado lo relacionado con el valor 10 del trabajo doméstico y su aporte al Producto Interno Bruto. Las tres economías relacionadas con el hogar: doméstica mantenimiento, limpieza y cuidado del hogarde cuidado atención de familiares en la niñez, madurez, enfermedad y de reproducción crianza y educación de los hijos e hijas permanecen invaluadas e invisibles a los ojos de los economistas, de los políticos y también de los defensores tradicionales de derechos humanos.

También son producto de las teóricas maigrir varices naturellement activistas feministas los presupuestos sensibles al género, el estudio de la gravitación de los tratados internacionales de libre comercio en la vida de las mujeres, las jefaturas de hogar femeninas, y otros temas de similar importancia.

Enero de marca el encuentro oficial del movimiento de mujeres latinoamericano y caribeño con el movimiento de derechos humanos a gran escala y en el plano internacional. Previamente, en diciembre defeministas independientes y organizadas en grupos y redes confluyeron en Costa Rica, en una conferencia satélite llamada "La Nuestra", para planificar estrategias de incidencia política en el Foro No Gubernamental, paralelo a la Conferencia Preparatoria Latinoamericana San José de Costa Rica, enero de de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas ONU Viena, junio de Muchas de las feministas presentes habían militado en organizaciones políticas y de derechos humanos tradicionales, y conocían el terreno sobre el que se iba a trabajar.

Al inaugurarse la Conferencia Preparatoria y el Foro No Gubernamental paralelo a la misma, las feministas participamos activamente de las reuniones donde se analizó el borrador de documento oficial y los temas prioritarios para el trabajo del foro. La notoria ausencia de las cuestiones que preocupaban a las mujeres en las primeras reuniones motivó una reunión de perte poids squats. Por ello decidimos dividirnos y participar en todos los grupos, haciendo oír nuestra voz en cada tema.

Nos convertimos entonces en "la mosca en la oreja", insectos molestos que zumbaban constantemente el reclamo de la visibilización. Entre éstos, uno era el de "grupos vulnerables".

Incluía a ancianos, personas con discapacidades, mujeres, pueblos indígenas, niños, etc. O sea todos los que no eran adultos, sin discapacidades, varones, blancos. La vulnerabilidad aparecía como un atributo del ser mujer, o indígena o anciana, y no como una situación producto de la discriminación y, por tanto, reversible. Tanto las feministas como las organizaciones indígenas, de personas con discapacidad, de ancianas, etc.

EUR-Lex Access to European Union law

La insistencia de las feministas era vista como una intrusión no pertinente. La sensación de transgredir códigos en un discurso hermético era permanente. Seis meses después, en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos de Viena, pudimos comprobar que la concepción con la que nos enfrentamos en Costa Rica estaba muy generalizada entre las organizaciones de derechos humanos tradicionales de todo el mundo. Tres de ellos tienen relación directa con lo que planteamos:. Debe crear programas, lanzar campañas, implementar servicios de prevención, atención y reparación a las víctimas y, por sobre todo, debe eliminar la discriminación contra la mujer, que es una de las causas de la violencia.

La falencia menu regime goutte 40mg el cumplimiento de estas obligaciones acarrea responsabilidades que deberían ser exigidas al Estado, no sólo por las organizaciones de mujeres sino también por las de derechos humanos. Si bien los principios del Plan de Acción de Viena han impactado en el accionar del movimiento de derechos humanos, no han producido la transformación radical necesaria para una defensa integral de los derechos humanos, de todas las mujeres y varones, tanto dentro del hogar como fuera de éste.

Las organizaciones tradicionales de derechos humanos siguen trabajando prioritariamente sobre aquellos derechos civiles y políticos actualmente definidos en relación con la democracia, la gobernabilidad, la denuncia de la corrupción política, la seguridad. Todos son abordados generalmente sin enfoque de género. Cuando se encaran temas de medioambiente, suele suceder que las mujeres aparezcamos como ligadas a la madre tierra, con una simbología que nos vincula a la naturaleza debido a nuestras capacidades procreativas: mujer, tierra fértil, vida, semilla, etc.

En la defensa de los derechos de las comunidades indígenas es frecuente que las organizaciones tradicionales de derechos humanos levanten banderas como la defensa de las tierras y los derechos de la comunidad en general, e ignoren la discriminación, subordinación y violencia que sufren las mujeres al interior de las mismas.

Al reportar la situación de derechos, como el de la vivienda adecuada, alimentación, salud, educación, nivel de vida digno, trabajo, o el derecho al agua, se ignoran las especiales dificultades que afrontan las mujeres cuando intentan ejercerlos. Un ejemplo es el derecho al agua. Para denunciar se requieren conexiones, posibilidades de movilización, tiempo y recursos que también son diferentes y, en general, determinan que las posibilidades de las mujeres de acceso a la justicia sean menores que las de los varones.

Esta división sexual del trabajo en derechos humanos se hace a despecho del crecimiento, variedad y profundización de los temas que aborda el movimiento de mujeres. Los esfuerzos realizados en Seguridad Humana tuvieron como uno de los resultados la emisión de la Resolución 1 por parte del Consejo de Seguridad de la ONU. Exige incorporar a mujeres en las negociaciones de paz y de prevención de conflictos armados, así como en las etapas de posconflicto.

Sin embargo, es muy difícil encontrar organismos de derechos humanos tradicionales que den seguimiento al Plan de El Cairo en su agenda. En la mayoría de los documentos de derechos humanos se repite el mismo esquema. Al incorporarnos a la reunión, uno de los compañeros presentes nos comentó con alegría: "Qué suerte que vinieron, ustedes pueden incluir temas de género".

Allí, como representantes del CLADEMplanteamos la discriminación de género en las estructuras del sistema de la OEAa la que veíamos como un reflejo de lo que cotidianamente sufren las mujeres en nuestros países. El tema no fue levantado por ninguna otra organización. Esta situación tiene como consecuencia que las mujeres destinemos gran cantidad de esfuerzos en visibilizarnos frente a estas organizaciones y legitimar nuestras demandas.

Las organizaciones de mujeres tenemos que medir la cantidad de energías que destinamos a convencer e influir sobre otros movimientos sociales con el objetivo de que incorporen nuestras preocupaciones en sus agendas. Feministas de primer nivel estuvieron trabajando de manera intensiva con los organizadores de cada foro durante varios años. El propósito era tender puentes entre las organizaciones de mujeres y las de otros movimientos sociales: desarrollo, ecologistas, derechos humanos, indigenistas, a fin de integrar las preocupaciones de las mujeres en los espacios del foro.

El desafío de la plena y equitativa implementación de los derechos económicos, sociales y culturales es de tal magnitud que requiere la acción mancomunada de todos los movimientos sociales, especialmente el de mujeres y el de derechos humanos. Es imposible implementar los compromisos y las obligaciones asumidos en esta materia por los estados, trabajando en forma aislada.

Por otro lado, para perdre du poids rapidement recette el goce igualitario de los DESC se debe tener en cuenta el problema de la discriminación sexual.

Su erradicación hace imprescindible el esfuerzo conjunto por parte de todos los actores involucrados, pero principalmente de los varones. Son problemas de toda la sociedad y deben ser asumidos por todas sus organizaciones. Uno de los aspectos que deberían ser prioritarios es el de la necesidad de promover la implantación de medidas especiales temporales para lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y varones en el goce de los derechos económicos, sociales y culturales, tal como lo hacen la CEFDM y la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial CEFDR.

Las organizaciones de mujeres colaboraron ampliamente con la discusión del borrador de comentario y fueron claras al exigir medidas especiales temporales para alcanzar la igualdad sustantiva.